Engine Swap 

Un lobo con piel de conejo

Tener un volkswagen golf representa un gran orgullo dentro de nuestra comunidad. El poder preservar la belleza de un auto antiguo es una de las satisfacciones más grandes. ¿Desde cuando lo tienes?, o, ¿Cuanto haz invertido?, son solo algunos ejemplos de las preguntas que provoca un carro viejo.


Ver un volkswagen golf  bien preservado por la calle, causa diversas emociones. Admiración, asombro y hasta crítica. Muchas personas juzgan está práctica y se burlan, llamándonos absurdos por querer “revivir” una cafetera.  El tiempo no pasa en vano y tu auto sufre los estragos. Fierro viejo lleno de óxido, chirridos al encenderlo y claro, un motor que ya no tiene la misma potencia.


Y es que no podemos negar que es normal pensar que el motor de tu mk1 ahora te parezca aburrido o hasta insuficiente, y es que honestamente 1600cm3, 70 Hp después de 30 años ya no impresiona mucho.


Si hemos llegado tan lejos por amor a nuestro auto, cuidando desde su cubierta hasta sus interiores, ¿Porque habríamos de limitar su velocidad? Algunos puristas se negarán rotundamente a “quebrantar” la originalidad del coche, pero hay quienes no dudarían en cambiarle su viejo motor.

Para esto recurrimos a la práctica de “Engine Swap”. Los experimentados saben perfectamente que una carrocería ligera y un motor más agresivo, transforman la experiencia de manejó totalmente.


El practicar un engine swap en tu carro te da la oportunidad de poder combinar la calma de un manejo estable y sentir la potencia al pisar el acelerador a fondo. ¿Quien imaginaria que dentro de un clásico exista tanto poder?


Ahora sabemos que no hay que subestimar la potencia de un volkswagen golf por su estética, pues nunca sabemos que sorpresa esconde bajo su cofre.

Espero te haya gustado este articulo del engine swap

tu que opinas?

Comentarios